Un avistamiento histórico de un destacado filósofo mexicano

El filósofo mexicano José Vasconcelos en la década de 1920

El filósofo mexicano José Vasconcelos en la década de 1920

Existe una idea errónea común de que la mayoría de los testigos de ovnis tienen problemas intelectuales o no tienen educación. Por supuesto, esto no es del todo cierto. Los testigos incluyen dos presidentes estadounidenses, astronautas, generales, científicos y profesionales de todo tipo. A esta lista habría que añadir también filósofos, como muestran los hechos que presentamos a continuación. Aunque no muy conocido en los Estados Unidos, el autor de este curioso relato, José Vasconcelos (1882-1959), fue un filósofo e intelectual latinoamericano muy destacado en la primera mitad del siglo XX.el siglo.

Vasconcelos nació en Oaxaca en 1882 y se graduó de abogado en 1907. Se involucró en la Revolución Mexicana y ocupó diversos cargos oficiales en la década de 1920, cuando realizó importantes reformas educativas como decano de la universidad nacional y luego como secretaria de educacion Se postuló para presidente en 1929 pero rompió con el PRI (Partido Revolucionario Institucional) y se exilió en Estados Unidos y Europa después de que le robaran las elecciones. Regresó a México en 1940 y se desempeñó durante muchos años como director de la Biblioteca Nacional.

Vasconcelos fue autor de numerosos libros y ensayos sobre educación, filosofía, historia y una serie de memorias autobiográficas. En su primer libro autobiográfico, “Ulises Criollo”, publicado en 1935, el filósofo relata una extraña experiencia vivida por su padre, tres hermanos y él mismo en la propiedad familiar en Villa Acuña, Coahuila, estado fronterizo con Texas. Vasconcelos no proporciona una fecha para el incidente, pero dado que esta sección de “Ulises” trata de su juventud, es probable que haya ocurrido en algún momento durante la década de 1890. Este caso fue descubierto por el escéptico ufólogo mexicano Héctor Escobar, quien lo publicó en “Perspectivas Ufológicas Nº 5” en mayo de 1995.

Consultamos en Google Books una edición crítica de esta obra publicada en el año 2000 por la Universidad de Costa Rica y editada por Claudio Fell. Encontrará el texto sobre el avistamiento de ovnis en las páginas 56 y 57, que traducimos al inglés. Debido a que Vasconcelos fue un gran escritor que usó un estilo poético, esperamos que algunos de nuestros televidentes puedan leerlo en el español original presionando los íconos de las páginas 56 y 57.

originales en ingles
Español p56
pags. 56
Español p56
pags. 57

Texto del avistamiento OVNI de José Vasconcelos’ Ulises Criollo:

Portada de “Ulises Criollo” Crédito: Google Books

Portada de “Ulises Criollo” Crédito: Google Books

¿Alucinación?

“Regresábamos de un paseo al ‘otro lado’ [of the river]. La mañana era luminosa y cálida. Ligeros hilos de niebla desdibujaron el horizonte, extendiéndose por el valle. Eran como las 11 de la mañana y el sol comenzaba a quemar. Desde el puente mirábamos la orilla arenosa, manchada de gramíneas y mezquites. [Mexican shrub], cortado de arroyos secos, y colocado en una suave ondulación en el terreno arriba de la orilla del río, que corre manso. De pronto, nacidos del seno húmedo del ambiente, comenzaron a brillar unos puntos de luz; avanzaron, se agrandaron y se convirtieron en discos de una coloración rojiza o dorada muy viva. Con mi padre y mis hermanos, éramos cinco para presenciar esta maravilla. Al principio pensamos que eran manchas producidas por el resplandor de mirar el sol. Nos restregamos los ojos, nos consultamos y volvimos a mirar. No cabía duda, los discos giraban, se convertían en esferas de luz, salían del valle y ascendían, acercándose casi a la barandilla en la que nos apoyábamos. Como un trompo zumbando en el aire, las esferas luminosas atraviesan el delgado vapor del ambiente. Casi parecía como si la niebla misma se cristalizara y refinara para generar forma, movimiento y color.

Asistíamos al nacimiento de seres de luz. Alborotados, comentamos, gritamos de asombro, encantados como quien recibe una revelación. En tantos años de lectura diversa nunca he encontrado una explicación a este caso, ni siquiera un relato similar, y sigo sin saber si lo que vimos tiene sus raíces en la interacción de fuerzas físicas o todos sufrimos una alucinación colectiva como las que estudian los psicólogos.”

Crédito: Google Libros

Entradas populares:

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario